Hay indicios de que la economía alemana se está estabilizando y han aumentado las posibilidades de que toque fondo en el segundo semestre de este año, pero los riesgos son todavía "inusualmente altos", dijo el jueves el Ministerio de Economía.  "Después de la fuerte caída de la actividad económica en Alemania al comienzo del año, están aumentando los indicios de una estabilización. Aunque probablemente la producción económica ha caído en el segundo trimestre de 2009, la contracción será casi con toda seguridad menor a la anterior", señaló el ministerio en su informe mensual de junio.