"El descenso de confianza económica indica que no es probable que se mantenga el enorme crecimiento observado en el segundo trimestre", indicó el ZEW.  Agregó que la estructura basada en las exportaciones de la economía alemana la deja expuesta a la desaceleración de la economía mundial, de la que cada vez se tienen más pruebas.

El informe está en línea con otras previsiones según las cuales Alemania, la mayor economía de Europa, se desacelerará en el segundo semestre tras registrar su mayor ritmo de crecimiento en 20 años en el segundo trimestre.