Pocos ánimos en Wall Street. De nuevo Grecia así como los temores ante la discusión sobre la reforma financiera al otro lado del Atlántico empañan los ánimos de los inversores en Estados Unidos. Así, las plazas bursátiles caminan con dudas, el promedio industrial Dow Jones subió un 0,01 por ciento hasta los 11.205,03 puntos, el Standard & Poor's 500 perdió 5,23 puntos hasta los 1.212,05 puntos, mientras el tecnológico Nasdaq retrocedió un 0,28 por ciento hasta colocarse en los 2.522,95 puntos.
Una propuesta para reformar la regulación financiera, que podría restringir ganancias en el lucrativo mercado de derivados, se enfrentaba el lunes a una crucial votación en el Senado estadounidense, lo que presionaba a los títulos del sector.

Los papeles de JPMorgan y Bank of America cayeron un 2,3 por ciento y un 2,1 por ciento, mientras que el índice bancario KBW bajó en un 3,1 por ciento.

"Las ganancias de la mayoría de los bancos provienen de la intermediación y si se restringe eso limitará las utilidades", dijo Keith Springer, presidente de Capital Financial Advisory Services.

"Los bancos regionales serán los más dañados porque no pueden cubrir el costo de las comisiones que la reforma financiera les recargará", agregó.

Pero las acciones de Caterpillar subieron luego de que la empresa elevó su previsión de ganancias del 2010 y dijo que las "condiciones económicas están mejorando definitivamente".

La acción de Caterpillar subió un 4,2 por ciento a 71,65 dólares y apoyó al Dow Jones.