La compañía ha recortado entre 33 y 35 millones de euros sus previsiones de beneficio para 2007, según ha informado en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Las ventas de Renta Corporación se situarían por tanto, entre los 515 y los 530 millones de euros. Así mismo ha reconocido que una de las causas que ha provocado este recorte es la crisis de crédito en el mercado financiero.