La contracción económica de la eurozona se moderó más en mayo gracias a que tanto fabricantes como compañías de servicios presentaron caídas menores de lo esperadas en su actividad, según los datos del jueves. La estimación adelantada del Índice de Gestores de Compras de la eurozona -un indicador de la actividad del sector privado seguido muy de cerca- aumentó hasta un máximo de ocho meses de 43,9 frente a 41,1 en abril, informó Markit Economics en un comunicado. El mercado esperaba que el PMI subiera a 41,9, según una encuesta de Dow Jones Newswires a varios economistas. Un dato por encima de 50,0 indica expansión, mientras que por debajo de 50,0 señala contracción. El desglose mostró que el PMI del sector manufacturero se incrementó a 40,5 frente a 36,8 en abril, mientras que el PMI del sector servicios subió a 44,7 frente a 43,8. Los economistas esperaban que el PMI manufacturero aumentaría a 38,5 y el PMI de servicios a 44,6.