Según un estudio del grupo de investigación GfK, el sentimiento del consumidor de Alemania caería por primera vez en 10 meses en abril por las preocupaciones sobre los precios del petróleo y la inflación.

El índice futuro, basado en la consulta a 2.000 alemanes, pronostica una caída en abril a 5,9 puntos desde 6,0 en marzo, ligeramente por encima de las previsiones de un sondeo de Reuters de 5,8. "La incertidumbre en el entorno internacional y el creciente temor a la inflación han resultado en una ligera caída del sentimiento del consumidor", dijo en un comunicado Rolf Buerkl, investigador del GfK, con sede en Nuremberg.