La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informó el jueves de la suspensión de la cotización de Endesa para clarificar informaciones sobre una posible compra de acciones.
La CNMV explicó en un comunicado que la suspensión se mantendrá "hasta que no se esclarezcan las noticias de que Endesa pudiera ser objeto de diversas operaciones corporativas, bien por parte de Enel de forma individual, o conjuntamente con Acciona". La italiana no quiso hacer comentarios sobre qué operaciones podrían ser y dijo que en su debido momento sacará un comunicado. "Sacaremos un comunicado que responda a la petición (de la CNMV)", explicó una portavoz. "Toda la información necesaria se le dará al mercado". Una portavoz de Acciona no quiso hacer comentarios, y sólo manifestó que no tienen ningún acuerdo con nadie. Enel posee un 10 por ciento de la primera eléctrica española y controla un 14,9 por ciento, mientras que la constructora Acciona tiene un 21 por ciento. Endesa está siendo objeto de una OPA de 41.000 millones de euros por parte de la alemana E.ON, cuyo plazo se cierra el 29 de marzo. EON PODRÁ REUNCIAR AL 50% Por otra parte, la alemana podrá decir si renuncia a la condición de obtener un nivel mínimo de aceptación del 50 por ciento en su oferta una vez finalizado el plazo de adhesión a la oferta, según una comunicación del regulador de mercados estadounidense (SEC). "E.ON ha obtenido una exención de la SEC que le permite, tras la finalización del plazo de aceptación de la oferta estadounidense, reducir o renunciar a la condición de aceptación mínima de acuerdo con las leyes y prácticas españolas en el caso de que no se haya cumplido la condición de aceptación mínima", dijo la eléctrica alemana en una nota. En condiciones normales, la SEC obligaría a la empresa opante a decir antes de la finalización del plazo de aceptación si va a renunciar a alguna de las condiciones incluidas en una oferta. La ley española permite a una empresa opante renunciar a la condición de aceptación mínima sin aviso previo incluso una vez finalizado el plazo de adhesión a la oferta. E.ON, que ya renunció a la condición de eliminar los blindajes estatutarios de Endesa para sacar adelante su oferta, ha señalado que podría también renunciar a la condición de alcanzar un nivel mínimo de aceptación del 50 por ciento del capital.