El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) aboradará hoy en su reunión extraordinaria la decisión de analizar o no la escalada accionarial de Pemex en Repsol y su acuerdo de sindicación de acciones con Sacyr.

Fuentes del regulador indicaron a Europa Press que el informe sobre Pemex, en el que ejerce de ponente el consejero Tomás Gómez, no tiene por qué analizarse en la reunión de este martes. Si se aplaza la decisión, podría abordarse el jueves o la próxima semana.

Mientras, a la CNE han llegado tanto la solicitud de Repsol para que se analice el caso como la petición de una intervención de oficio por parte de los accionistas minoritarios de Aemec o el apremio de Gas Natural Fenosa para que se tenga en cuenta el documento interno de Pemex con sus intenciones en la petrolera.

El organismo presidido por Alberto Lafuente debe decidir si analiza el asunto a la luz de la Función 14, que en su nueva redacción dentro de la Ley de Economía Sostenible incluye la obligatoriedad de empresas extracomunitarias de solicitar autorización al regulador cuando compren participaciones superiores al 20% o significativas en grupos energéticos nacionales.