La Cámara de Comercio del Reino Unido predice en un informe divulgado hoy que el paro en este país puede llegar a 3,2 millones de personas a finales del 2010, mientras que, según sus previsiones, la recesión "durará algún tiempo". Las últimas estadísticas oficiales difundidas en marzo indicaron que hay actualmente en Gran Bretaña unos dos millones de parados. En su análisis, la asociación empresarial detectó "un deterioro preocupante" en el sector manufacturero, donde las exportaciones han caído a mínimos en una década, si bien también observó una cierta recuperación, que invita al optimismo, en el sector de los servicios. El director general de la Cámara, David Frost, pidió al Ejecutivo que tome medidas correctivas y señaló que el próximo presupuesto "es una oportunidad para que el Gobierno demuestre a la empresa que está haciendo todo lo posible para apoyarla". Según Frost, para limitar el crecimiento del paro "es crucial reducir la carga reguladora sobre las empresas".