La demanda de energía eléctrica en España aceleró su caída por las altas temperaturas en noviembre, mes en el que se disparó la aportación de la energía eólica, según datos publicados el lunes por el Red Eléctrica de España. En noviembre, la demanda cayó un 6,2% en términos interanuales, frente al descenso del 2,7% de octubre. La demanda eléctrica ha caído un 4,8% interanual en los once primeros meses del año como consecuencia de la recesión económica en España. El pasado mes de abril tocó fondo con una caída del 12% respecto al mismo mes del año anterior.