El presidente de la Asociación de Banqueros Suizos, Pierre Mirabaud, hizo hoy una férrea defensa del secreto bancario helvético aunque recalcó que eso no implica amparar el fraude fiscal. En un encuentro con periodistas, Mirabaud criticó duramente a los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) por su ataques al secreto bancario helvético y alegó que esto sucede "porque Suiza es un objetivo fácil de atacar". Arremeter contra Suiza "no tiene ningún riesgo político. Suiza no tiene un lobby poderoso en Estados Unidos o en la Unión Europea que pueda movilizarse cada vez que se les necesita", afirmó el presidente de los banqueros. "Como líder mundial de la banca privada, Suiza provoca celos", añadió.