La banca española encareció los créditos al consumo de las familias en abril y rebajó los destinados a la
compra de vivienda, aunque en cualquier caso las tasas continuaron muy por encima de los tipos de interés oficiales establecidos por el Banco Central Europeo (BCE), actualmente en el 1 por ciento.Según los últimos datos publicados por el Banco de España, en abril los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros
de crédito cobraron una media del 10,61 por ciento TAE (tasa anual equivalente) por la concesión de créditos al consumo, por encima del 10,25% de marzo y del 10,48% de un año antes. La subida de abril se debe tanto al incremento de la tasa media de interés en las cajas de ahorro como al registrado en los bancos. Las cajas cobraron un interés del 12,03% para los créditos al consumo de las familias, frente al 10,63% de marzo y al 11,40% de abril de 2008; en tanto que los bancos pedían un tipo medio del 11,02%, superior al 10,86% de marzo y al 10,55% de un año antes.