La mayor corporación aseguradora del mundo, Lloyd's of London, registró en 2008 una caída de sus beneficios de más del 50% debido a los efectos de la crisis económica y a las indemnizaciones que tuvo que afrontar por los daños causados por los huracanes Gustav e Ike. La sociedad hizo público hoy que sus ganancias durante el pasado año ascendieron a 1.900 millones de libras (unos 2.000 millones de euros), menos de la mitad que en 2007, cuando sus beneficios superaron ligeramente los 3.850 millones de libras (unos 4.000 millones de euros). Las inversiones realizadas por Lloyd's of London le reportaron en 2008 poco más de mil millones de euros, un 50% menos también que un año antes, según informó la agencia local de noticias PA. En opinión de su presidente, Peter Levene, la empresa "continúa en buena forma", pese al golpe "sin precedentes" sufrido por la economía mundial.