La operadora holandesa de telecomunicaciones KPN, presente en España a través de los operadores móviles virtuales Simyo y Blau, obtuvo un beneficio neto de 1.082 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 4% más que en el mismo periodo de 2008, informó la empresa, que ha acometido a lo largo del año varias medidas para reducir sus costes, incluyendo varios recortes de plantilla.