La firma de capital riesgo Kohlberg Kravis & Roberts Co. está en conversaciones para volver a retrasar su salida a bolsa en Nueva York a través de una fusión con su filial que cotiza en Ámsterdam, según fuentes conocedoras de la situación. KKR lleva dos años intentando cotizar con sus propias acciones, pero se ha visto forzada a retrasar sus planes por las turbulencias de los mercados financieros. El verano pasado la compañía anunció un plan para comprar su filial de Ámsterdam, KKR Private Equity Investors, o KPE, que invierte en fondos y en la cartera de compañías de KKR.