Steve Jobs, quien se encuentra en una licencia médica de Apple  desde enero para tratar una condición no revelada, recibió un transplante de hígado en el estado de Tennessee hace casi dos meses. El presidente ejecutivo se está recuperando y se cree que volverá a trabajar a finales de este mes, aunque inicialmente podría laborar de medio tiempo.  Jobs no respondió a un email que buscaba sus comentarios. "Steve continúa ansioso de volver a finales de junio y no hay nada más que decir", dijo la portavoz de Apple Katie Cotton.  Cuando regrese, los médicos de Jobs pueden recomendarle que inicialmente "trabaje a medio tiempo por un mes o dos", según una fuente al tanto. Eso podría llevar a que Tim Cook, el director operativo de Apple tome un papel "más amplio". Esta fuente agregó que Cook podría ser nombrado a la junta de Apple en un futuro no muy lejano.