El ministro de Finanzas japonés, Fukushiro Nukaga, señaló que la perspectiva económica internacional es "muy incierta" y la economía mundial tiene por delante "un periodo bastante difícil", según publica el Financial Times. Nukaga, en una reunión con periodistas extranjeros en Tokio, comentó que la perspectiva mundial se ve ensombrecida por los precios récord del petróleo y los alimentos, así como por los temores por la inflación. Citó el alto precio del crudo como amenaza para los beneficios empresariales, lo que podría significar más problemas para el sector bancario. El ministro de Finanzas también dijo que es posible una prolongada desacelaración de la economía estadounidense si los precios de las viviendas estadounidenses siguen descendiendo, continúan las rebajas de valor contable de productos titulizados y los diferenciales a corto plazo se mantienen elevados.