Japón podría cancelar los 1.600 millones de dólares en créditos a las refinerías petroleras venezolanas El Palito y Puerto La Cruz después que el estado sudamericano confiscara activos de empresas niponas, informó Bloomberg News, citando fuentes.  El Banco de Cooperación Internacional del Japón, o JBIC por sus siglas en inglés, está revisando los créditos, informó Bloomberg en su sitio Web. Venezuela confiscó activos japoneses de los sectores químico y del hierro y está atrasado en pagos a contratistas del sector petrolero, señaló el informe.