Japan Airlines ha decidido recortar a partir de julio los vuelos semanales de ocho de sus rutas internacionales debido a "la débil recuperación de la demanda" por los efectos de la recesión económica, informó la compañía nipona.  Para "ajustar su capacidad" a la crisis, Japan Airlines suprimirá siete de sus vuelos semanales desde el aeropuerto de Tokio-Narita (al este de la capital) hacia Beijing, Shanghai, Taipei y Seúl, los mismos que desde el aeropuerto de Osaka-Kansai con destinos Shangai y Seúl.