La economía irlandesa sigue sin dar confianza a los mercados.  Día tras días los CDS- seguros ante riesgo de impago- siguen sumando posiciones. Esta vez, marca nuevos máximos.