La Comisión Bancaria, Financiera y de Seguros de Bélgica (CBFA) investiga al director ejecutivo de Belgacom, Didier Bellens, por posible uso de información privilegiada, informaron hoy varios periódicos. Bellens, responsable del principal operador belga de telecomunicaciones, es sospechoso de haber comprado 50.000 acciones de la compañía Telindus en 2005 después de que el consejo de administración de Belgacom hizo una oferta para comprar esa empresa al precio 13,50 euros por acción, según la edición digital del diario económico L'Echo. Como resultado de la oferta, que se dio a conocer en septiembre del mismo año, las acciones de Telindus pasaron de 10,50 a 16,60 euros, debido a una auténtica batalla de precios con France Telecom por hacerse con esta empresa de servicios de telecomunicaciones.