Tiempos de crisis, de caída del consumo y candado al bolsillo… pero Inditex sigue vendiendo. La multinacional textil gallega suma y sigue en la carrera, la nueva meta obtenida por Inditex es hacerse con el liderazgo mundial del sector textil. Y es que la compañía que preside Amancio Ortega, con más de 4.700 tiendas alrededor del globo terráqueo, ha elevado su facturación hasta los 2.665 millones de euros al cierre de su primer trimestre fiscal.
Líder mundial del sector textil. Este es el cargo que estrena Inditex después de cerrar su primer trimestre fiscal con una facturación de hasta 2.665 millones de euros, dejando atrás a uno de sus competidores directos y que ostentaba hasta entonces el cargo, la norteamericana Gap cuyas ventas se han situado en los 2.632 millones de euros en ese mismo periodo.

Desde que en 2004, la compañía presidida por Amancio Ortega ocupara la tercera posición por detrás de Gap y H&M, Inditex ha conseguido duplicar su negocio con la apertura de 2.700 tiendas además de estar presente en 77 países. Un crecimiento que hizo de la compañía la líder dentro del continente europeo y que ahora se cuelga el título de líder mundial.

Es precisamente su enorme crecimiento tanto nacional como internacional así como las perspectivas de seguir por este camino lo que gustan a los expertos. Pese a las turbulencias que viven los mercados, la incertidumbre económica a ambos lados del Atlántico y el consecuente miedo de los inversores, los brokers no dudan que aconsejar salir de compras con Inditex. Así lo reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, quien asegura que la compañía que preside Amancio Ortega “es uno de los valores más seguros para estar posicionados en estos momentos”. “Inditex suele buscar socios locales en los países que no conoce, como ha hecho en Alemania al hacerse con el 22% de su socio Zara Deutchland. El sector textil no es muy atractivo, pero Inditex y H&M son líderes y han demostrado que se puede crecer pese a la crisis”. Por ello -continúa- “en el momento en el que el Ibex 35 mantenga la tendencia alcista, Inditex sería un valor a tener en cartera”.Los títulos de la textil gallega también convencen a los analistas de HSBC quienes recomiendan “sobreponderar” y fijan un precio objetivo de 65 euros por acción.