Inditex repartirá a partir de mañana entre sus accionistas 0,6 euros en dividendos (0,50 euros de pago complementario y 0,10 euros de extraordinario), que, una vez descontada la retención fiscal pertinente, se situará en 0,48 euros.
Este pago se suma al distribuido por la compañía el pasado mes de mayo a cuenta del ejercicio 2009, también por un importe bruto de 0,60 euros por acción. En conjunto, Inditex distribuirá este año 748 millones de euros en dividendos, con el abono de 1,20 euros por acción, lo que supone un incremento de la retribución al accionista del 14%.