El grupo británico Imperial Tobacco planea la supresión de unos mil empleos en Francia y unos 800 en España en la tabaquera hispano-francesa Altadis que compró el pasado enero, según fuentes sindicales. El proyecto de supresiones de empleos y de cierre de dos fábricas en Francia -las de Estrasburgo y Metz-, que ha sido abordado en un Consejo de Administración, será presentado hoy en la reunión extraordinaria del Comité de Empresa, que debería concluir por la tarde. En total, el fabricante británico de cigarrillos sum¡primirá 2.440 puestos de trabajo, tras haber cerrado la compra a comienzos de año de su competidor franco-español Altadis.
Las fuentes sindicales denunciaron el plan que, dijeron, no está ligado a una bajada del consumo de tabaco, sino que se debe a que "los accionistas quieren más dinero". Más de 500 asalariados del grupo se concentraron hoy ante la sede parisina del grupo para denunciar el plan. Altadis, nacida en 1999 de la fusión entre la francesa Seita y la española Tabacalera, emplea actualmente a unas 2.200 personas en Francia.