Carl Icahn envió una carta al directorio de CIT Group en la que ofrece organizar un préstamo de 6.000 millones de dólares que le permitiría a la atribulada firma de préstamos comerciales ahorrar 150 millones de dólares. Según el inversionista, la firma estadounidense está ofreciendo "desvergonzadamente" vender a tenedores de bonos 6.000 millones de dólares en préstamos garantizados "muy por debajo del valor justo de mercado".