Iberdrola ha vendido un 10 porciento de su participación en gamesa por 391,7 millones de euros. El precio de venta por título ha sido de 16,1 euros por acción y la eléctrica espera lograr unas plusvalías con la operación de 112 millones de euros.