El fabricante japonés Hino Motors, filial de Toyota, invertirá 9.900 millones de dólares en su primera planta en México, en Guanajuato, en respuesta a la demanda de camiones que existe en ese país. Según informó la agencia local Kyodo, el fabricante nipón de camiones y autobuses fundará a final de este mes Hino Motors Manufacturing México, junto a la casa de valores japonesa Mitsui, para gestionar la nueva fábrica, donde se ensamblarán las series Hino 500, conocido como Ranger en Japón. Esa empresa será en un 80% de Hino y el restante 20% de Mitsui, y se construirá en el estado de Guanajuato (centro de México). La fábrica tendrá una capacidad anual de producción de 1.200 unidades y se espera que comience a vender los camiones de la serie 500 de Hino en el mercado local desde julio de 2009.