Henkel Ibérica, división española de la multinacional química alemana, obtuvo un beneficio de 56 millones de euros en 2006, lo que supone un incremento del 30% respecto al ejercicio anterior, mientras que la facturación ascendió hasta los 795,65 millones, un 3,4% más y medio punto por encima de las previsiones de la compañía. Para 2007, Henkel prevé crecer entre un 3% y un 4% en España, en línea con la evolución prevista para el conjunto del grupo a nivel mundial.