El grupo cervecero holandés Heineken anunció hoy que suprimirá 188 empleos hasta finales de 2010 en sus factorías francesas de Alsacia y Mons-en-Baroeul (Norte de Francia), en el marco del proceso de reestructuración de las actividades de producción de la compañía en el país. En concreto, Heineken prevé que la reorganización de sus actividades supondrá la eliminación de 126 empleos en su fábrica de Alsacia y de otros 26 puestos de trabajo en la factoría de Mons-en-Baroeul hasta finales de 2010. El proyecto de reestructuración de las actividades de la compañía en Francia contempla una inversión de 124 millones de euros en los tres próximos años para modernizar las plantas cerveceras de Mons-en-Baroeul, Schiltigheim (Alsacia) y Marsella.