Grifols, holding empresarial especializado en el sector sanitario farmacéutico, pagará un dividendo de 0,06 euros brutos por acción a partir del 2 de julio, el primero tras su salida a Bolsa, y que supondrá 12,8 millones de euros, el 28,20% del beneficio neto del año 2006. La empresa ha celebrado hoy en Barcelona la primera junta general de accionistas tras su salida a Bolsa en mayo del año 2006 y desde entonces la revalorización de la acción ha sido del 251,8% y tiene una capitalización bursátil de 3.300 millones. Según Grifols, el grupo prevé seguir creciendo mediante la creación de nuevos centros de producción de plasma o comprando centros "si aparece alguna oportunidad", especialmente en Estados Unidos.