Grenergy Renovables lleva tres años cotizando el mercado alternativo bursátil y ha culminado con sus últimas cuentas la diversificación tecnológica y geográfica.

 Grenergy Renovables cerró 2017 con una facturación de 48 millones de euros, que es un 168% más que las cuentas publicadas un año antes, ¿cuáles son los objetivos que se han planteado de cara a 2018?

El cierre de 2017 realmente es el cumplimiento del plan de negocio que habíamos anunciado para los años 2015-17, es decir, era una estrategia definida teniendo en cuenta que durante los últimos años vendimos los activos en España. 2016 fue un año de transición en el cual nos dedicamos a construir los proyectos que veníamos desarrollando desde nuestra internacionalización en Latinoamérica. Por tanto, 2017 es la culminación de ese plan de negocio.

En 2018 vamos a seguir con la estrategia de diversificación tecnológica y vamos a ir incorporando paulatinamente todos los proyectos que venimos desarrollando en distintos países. Por lo tanto, el objetivo de 2018-20 va a estar reflejado en un plan de negocio que publicaremos en las próximas semanas.

En los últimos años habéis consolidado esa expansión internacional. Están principalmente en 5 países, Chile, Perú, México, Argentina y Colombia. ¿Cuánto pesa cada uno sobre el negocio total del grupo?

En el año 2012 nos internacionalizamos, debido a la crisis española, empezando por Chile, posteriormente en 2013 México, 2014 Perú, 2015 Colombia y en 2016 hemos culminado la diversificación internacional en Latinoamérica con la apertura de la oficina en Argentina. Paulatinamente hemos ido desarrollando esos proyectos y, a partir de 2015, es cuando empezamos a construir los primeros proyectos en Chile. 2017 es el reflejo de la venta de los primeros proyectos en Chile, poco a poco iremos introduciendo los proyectos en desarrollo que vamos a empezar en México, Perú y Argentina

¿Les preocupa la inestabilidad que está sufriendo Argentina por esa subida de tipos de interés a un 40% para frenar la devaluación de su divisa?

Lógicamente estamos preocupados, si bien el proyecto que nosotros tenemos en desarrollo en Argentina, que es un proyecto eólico de 24 megavatios,  ahora se encuentra en la fase de cierre financiero para iniciar la construcción este verano y poner en operación durante 2019. Es un proyecto dolarizado, es decir, está indexado al dólar, la financiación es en dólares, el cobro de la energía que generamos con el estado argentino está garantizado por el Banco Mundial precisamente para el desarrollo de las renovables. Por lo tanto, no tiene ninguna afectación a este proyecto.

Es cierto que deberemos estudiar en el futuro muy bien los proyectos que desarrollemos en Argentina, para intentar evitar cualquier tipo de exposición a estas subidas bruscas de interés o minimizarlo al máximo.

Una vez que han consolidado esta diversificación geográfica y tecnológica, ¿dónde están poniendo los siguientes objetivos?

El año 2017, con el reflejo de las cuentas que estábamos comentando, que recogen una facturación de 48 millones, un EBITDA record de 7 y un beneficio neto de 3,5, dejan ver la consolidación de la expansión internacional. A partir de ahora nos hemos consolidado, tenemos proyectos adjudicados, en Chile tenemos 90 megavatios en operación, tenemos otra cartera de proyectos de 150 megavatios para construir en los años 2018- 2019 y tanto en México, Perú como Argentina  tenemos proyectos adjudicados en la subasta que ahora mismo están en cierre financiero y esperamos poner en operación en durante 2018/19.  Por lo tanto, en los próximos 2 o 3 años tenemos proyectos con nombres y apellidos para poner en operación y, de esta manera, tener unos ingresos balanceados tanto por la venta de los proyectos como por los ingresos de la energía que generan los mismos. A largo plazo tenemos el mercado muy bien cubierto.

Nuestro próximo paso es, en paralelo a la consolidación en esta región con la puesta en marcha de estos proyectos en desarrollo, ir mirando nuevas oportunidades en otras regiones, como puede ser Asia, Norte de África… pero vamos a consolidar primero la puesta en operación de los proyectos en Latam y después ya veremos

¿Cómo están financiando todos estos proyectos que tienen actualmente?

La verdad es que el volumen es importante, los 90 megas de operación en Chile han sido financiados mediante Proyect Finance. Fuimos la primera empresa que logró que la banca de desarrollo o banca local financiara este tipo de proyectos en Chile que son proyectos bajo un esquema que se llama PMGD que son proyectos hasta 9 megavatios. Fuimos pioneros en este tipo de financiación por la banca, hemos trasladado esta estrategia a otros países. Los proyectos en México, Perú y Argentina están siendo financiados mediante Proyect Finance y el Equity lo conseguimos mediante la venta de los proyectos que tenemos en operación en Chile. Ahora mismo con la rotación de activos y la entrada de caja nos permite poner el equity necesario que se aproxima al 30% del valor del proyecto y el resto lo financiamos mediante Proyect Finance.

En el futuro próximo estamos estudiando alternativas, pero de momento estamos cómodos con la estructuración clásica

 Aquí en España anteriormente vendieron las dos unidades de negocio que tenían, ¿siguen teniendo presencia en la región o piensan tenerla en un futuro?

Por supuesto, no tiene sentido que España sea el país con mayor radiación de Europa y esté todo parado. Desde hace un tiempo las renovables no necesitan ningún tipo de tarifa o subvención, sino que son competentes por si mismas frente al resto de tecnologías, eso hace que vuelva a haber interés en el mercado tanto por el tema económico como medioambiental. Bajo esta premisa, desde el año 2015 hemos vuelto a desarrollar proyectos en España, ahora mismo vuelve a haber otro “boom” importante, estamos bien posicionados y tenemos una cartera de proyectos muy interesantes para llevarlos a Ready to Build en los próximos años.

El mercado está enfocándose hacia la firma de contratos bilaterales con grandes consumidores o a través de comercializadoras y eso nos pone en una posición preferente con nuestros desarrollos para ponerlos en marcha en los próximos 2 años.

 Actualmente tienen una cartera de proyecto de en torno a 1500 megavatios aproximadamente, ¿tenéis algún objetivo en este sentido?

Nosotros cuando decimos que tenemos una cartera de 1500 megavatios es que son proyectos que ya tienen cara y ojos, es decir, para que un proyecto de energía renovables tenga la posibilidad de ser construido tiene que tener como mínimo cuatro factores fundamentales: tener la capacidad de evacuación, unos terrenos donde ejecutar el proyecto, un estudio de impacto ambiental que es importantísimo que sea positivo y tener las autorizaciones locales, aparte de que sea financiable.

Nosotros únicamente ponemos ese proyecto en nuestra cartera cuando se cumplen los dos primeros requisitos, la capacidad de evacuación y los terrenos, es en ese momento en el que entran en nuestra cartera. Por lo tanto, de estos 1500 megavatios muchos tienen la posibilidad de llegar al Ready to Build, pero no quiere decir que los 1500 sean porque por factores externos algunos se caen, pero tal y como se caen unos estamos desarrollando constantemente nuevos proyectos, por lo tanto siguen siendo sustituidos unos por otros.

No podría decir un porcentaje pero sí que puedo confirmar que un alto porcentaje estarán construidos en el largo plazo.

Grenergy lleva dos años en el mercado alternativo bursátil, salieron en el 2015 y desde entonces la acción sube entorno a un 7% y si reducimos el plazo, en lo que va de año sube un 34% aproximadamente ¿creen que la cotización recoge el valor actual de la compañía?

Actualmente la capitalización bursátil de Grenergy es de un poco más de 50 millones de euros. Los proyectos que estamos desarrollando, poniendo en marcha y que tenemos en operación, si hablamos de los proyectos concretos por separado, por si mismos ya tienen valor similar a la capitalización y unos EBITDAS anuales recurrentes entre 2 y 7 millones de dólares cada uno. Nosotros creemos que realmente la cotización no refleja el valor de Grenergy, pero no es algo que nos preocupe a corto plazo. Nuestro objetivo es seguir desarrollando y poniendo en operación los proyectos y a largo plazo el valor verá recogido realmente los activos de Grenergy.