El ministro de Economía griego, Giorgos Papaconstantinos, ha anuciado hoy, en respuesta a las declaraciones del consejero del BCE Juergen Stark, que el Gobierno acelerará el programa para la recuperación económica del país. Así, Grecia tratará de reducir el déficit público a menos del 3% del PIB en tres años, en vez de los cuatro. Grecia cerró 2009 con un saldo negativo en sus cuentas públicas del 12,7% del PIB.