El banco estadounidense presentó una mejora de su beneficio hasta los 3.190 millones de dólares, desde los 1,81 dólares por acción hasta los 5,25 dólares, con unos ingresos que ascendieron a 12.370 millones de dólares. El máximo responsable de Goldman Sachs aprecia una "evidencia de estabilización" y una "mejora de las condiciones" en el mercado.