Goldman Sachs coloca a Acerinox  en su lista de favoritos para vender -anteriormente sólo tenía una recomendación de vender- y rebaja su precio objetivo de 8 euros a 7 euros  tras ajustar a la baja los precios del acero inoxidable. La valoración de Acerinox no refleja la debilidad creciente y el exceso de capacidad en el sector mundial del acero inoxidable, señala. Añade que el reciente apoyo tras el incremento de su participación por parte de Nisshin Steel ya no existe. Acciones +1,7% a 9,21.euros.