El gobierno portugués ha indicado en un comunicado que planea vender la participación que aún posee en la compañía petrolera y gasista Galp Energia. El gobierno ha señalado que la venta se realizaría a través de bonos convertibles para inversores institucionales nacionales y extranjeros. La fecha y los términos de la venta se darán a conocer más adelante. El Estado luso posee actualmente un 7% de Galp, y tiene un pacto de bloqueo con los accionistas de referencia, Eni SpA (E) y Amorim Energia, que les impide vender sus participaciones hasta finales de 2010.