La reestructuración de Opel, filial europea de General Motors está preparada en un "90% ó 95%" y afectará a unos 8.300 trabajadores, según ha explicado hoy Nick Reilly, máximo responsable del grupo estadounidense en Europa, en una conferencia con analistas.