Las decrecientes ventas de camionetas deportivas y de las tipo pickup obligaron a General Motors Corp. (GM) a suspender un turno laboral en cada una de sus cuatro plantas en Norteamérica y despedir a aproximadamente 3.500 trabajadores. El fabricante de vehículos más grande del mundo en cuanto a ventas dijo el lunes que los recortes, los cuales tendrán efecto al inicio del verano, ocurren debido a la débil demanda de