Los resultados del primer semestre que han presentado las empresas han sido realmente buenos, según manifiestan los gestores de Gesconsult. Los más de 6 años del peor comportamiento relativo de la bolsa de Europa frente a la de EE.UU. pueden haber quedado atrás.

La brecha que se ha producido entre los índices se ha debido fundamentalmente a la llamada “crisis del Euro”.  Un periodo que se tradujo en un proceso de pérdida de confianza en la supervivencia de la moneda única y del proyecto de la Unión Europea que afectó con gran virulencia en los países periféricos.

Actualmente en Gesconsult confían en Europa, ya que el comportamiento de los índices europeos en 2017 ha superado a la mayoría de los índices mundiales y muy especialmente a los norteamericanos. Por eso en los próximos meses, los gestores de la firma de inversión piensan que dicho comportamiento debería continuar gracias al potencial de recuperación de sus beneficios y sus valoraciones.

Respecto  a los crecimientos de beneficios en el primer trimestre se puede decir que el Ibex 35 ha presentado mejoras de un 30% frente al 14% esperado. Gracias, quizá, al buen comportamiento de los bancos, que incrementaron sus ganancias en un 27%, frente al 11% que estimaban los analistas.

Los incrementos de beneficios en Europa, si se mide el Eurostoxx 50, estuvieron en esta línea, ya que crecieron un 28%, frente al 15% del S&P 500.

Esta subida de los beneficios se ha trasladado a las valoraciones y tras los ocho años de mercado alcista de Wall Street en estos momentos, dicen en Gesconsult, la bolsa europea es más atractiva Explican que los índices del viejo continente cotizan con descuento frente a su media de 10 años –El Ibex 35 también-, mientras que el índice americano cotiza en línea con su media.

Sectores favoritos

En Gesconsult apuestan, como otras firmas, por el sector bancario que dicen que será el gran beneficiado de la subida de tipos. Esta mejora también afectará a los bancos de nuestro país, que verán mejoras en su cuenta de resultados.

Por cierto, también ven oportunidades en el sector del papel y los bonos flotantes en euros.

Este escenario positivo para los mercados no está exento de riesgos, como no puede ser de otra manera.  

Afirman que el factor político va a marcar los mercados durante este 2017. De hecho, dos de los principales riesgos a los que se pueden enfrentar los inversores son un posible impeachment de Donald Trump, o un aumento de las tensiones con Corea del Norte. Como otras firmas, una posible desaceleración mayor de la esperada de China siempre entra en la lista, como las negociaciones del brexit y las políticas monetarias de los bancos centrales.