El consorcio automovilístico General Motors ha llegado a un acuerdo con el fabricante de `súper deportivos´ Koenigsegg para la venta del 100% de las acciones de su filial sueca Saab, informó hoy el grupo, que señaló que la operación se cerrará en los próximos meses y que la firma automovilística saldrá de la suspensión de pagos "en breve". General Motors explicó que el acuerdo de venta de acciones está sujeto a los términos de cierre pactados y que está orientado a asegurar el futuro de la firma escandinava de automóviles. Entre las condiciones de venta se encuentran los compromisos de financiación por parte del Gobierno sueco, así como la ayuda facilitada por la matriz estadounidense.