General Motors Corp informó de que ha incrementado sus operaciones en el estado de Coahuila, al norte de México, mediante la inauguración de una planta de transmisiones de seis velocidades y la expansión de una planta ya existente de motores de seis cilindros. Las expansiones, que resultarán directamente en 875 nuevos empleos, son el resultado de los US$1.360 millones que GM ha invertido en su complejo en la ciudad de Ramos Arizpe durante el último año, indicó la compañía en un comunicado de prensa. GM agregó que la nueva planta de transmisiones tiene la capacidad de construir alrededor de 1 millón de transmisiones al año para los modelos Saturn Vue, Chevrolet Malibu y Pontiac Torrent GXP, entre otros. Ahora, GM opera cinco plantas en el complejo Ramos Arizpe: ensamblaje, molduras, pintura, motores y transmisiones. Las expansiones se anuncian a sólo días de que GM informase que disminuiría la producción en otra planta en México como parte de una estrategia global para optar por producción de vehículos más eficientes desde la perspectiva del uso de combustible.