El sindicato francés CGT ha hecho un llamamiento a la huelga de los 430 trabajadores del sector metanero de dos factorías de la la empresa energética GDF-Suez, en protesta por la asignación de 'stock-options' a sus principales directivos en plena negociación sobre el poder adquisitivo de los asalariados. El presidente del consorcio energético, Gérard Mestrallet, y el vicepresidente, Jean-François Cirelli, se han atribuido 1,1 millones de opciones sobre los títulos de la empresa, por valor de algo más de 10 millones de euros, según informa la prensa gala, provocando la indignación de los empleados de GDF-Suez.