El gasto en prestaciones por desempleo ascendió a 2.610 millones de euros en febrero, lo que supone un aumento del 71,1% respecto al mismo mes de 2008 y un 4,3% más que en enero, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración. A final de febrero había 2.562.568 beneficiaros de prestaciones por desempleo, un 5,2% más que un año antes.