La energética española, líder en integración vertical de gas y electricidad de España y Latinoamérica, continúa su expansión tanto en el mercado nacional como latino. Unas operaciones que le han llevado a ser una de las diez multinacionales energéticas europeas, además, hoy ha visto elevada su recomendación hasta sobreponderar.
Tras su reciente fusión con Unión Fenosa, la compañía tiene presencia en 23 países del mundo, donde cuenta con más de 20 millones de clientes, de los que 9 están en España, y una potencia eléctrica instalada de 17GW. Esta posición es posible gracias a operaciones como las que se han conocido en las últimas fechas que, independientemente de su magnitud, ponen de manifiesto que la compañía no pone freno a su crecimiento.

Así, en las últimas semanas Gas Natural anunció la construcción de una estación de suministro para la EMT por 6 millones de euros y de la que prevé una facturación de 100 millones anuales. La estación, operativa a mediados de año, será la más grande de Europa. Otra de las operaciones que la energética ha puesto en marcha es su desembarco en Marbella para dar el adiós definitivo a la bombona de butano. Las primeras estimaciones que maneja Gas Natural Andalucía es dar servicio a unos 5.000 hogares, unas 15.000 personas.

Con este contexto ha llegado hoy la recomendación de Macquaire, que eleva su recomendación sobre la compañía española a sobreponderar desde neutral en un momento en el que los títulos de Gas Natural podrían disfrutar a medio plazo un impulso que le lleva hasta los 15.32 euros como primer objetivo y, los 17 euros, posteriormente. No obstante, Juan Enrique Cadiñanos, codirector de EJD Valores recuerda que el escenario actual es neutral y el intento fallido de superar los 15 euros nos hace estar en liquidez para las próximas semanas.