Gas Natural Fenosa obtuvo un beneficio neto de 411 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 1% respecto a igual periodo de 2012.

Gas Natural ha justificado el alza de los resultados al "adecuado equilibrio" del perfil de negocio con una contribución creciente de la presencia internacional y a los resultados de una "estricta" disciplina financiera.

Esto ha permitido neutralizar el estancamiento de la contribución de los negocios en España y el impacto, entre otros, de la Ley 15/2012 en la actividad de generación de electricidad en el mercado español.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía energética ascendió a 1.329 millones de euros en el primer trimestre, un 2,2% más, a pesar del entorno macroeconómico, energético y financiero "muy exigente".

El importe neto de la cifra de negocios de Gas Natural Fenosa creció un 4,3%, hasta alcanzar los 6.769 millones de euros.