Los accionistas de Gas Natural Fenosa aprobaron hoy el reparto de un dividendo total de 730 millones de euros a cargo de 2009, cifra que supone un 10% más respecto al ejercicio anterior y un crecimiento anual acumulado en los últimos cinco años del 18,1%. La junta aprobó el pago de un dividendo complementario de 406 millones, que se suma al dividendo a cuenta de 324 millones pagado en enero de 2010.