Gas Natural Fenosa obtuvo un beneficio de 1.117 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 22,2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, en un contexto de recuperación de la demanda energética y de ingresos adicionales relacionados con la venta de activos de distribución en la Comunidad de Madrid.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 25,6%, hasta 3.529 millones de euros, aunque si esta variable se calcula proforma, esto es, con la incorporación por integración global de Unión Fenosa, habría arrojado un resultado de 3.442 millones, un 2,5% más.

La mejora de estos resultados operativos responde al crecimiento de las ganancias procedentes del negocio regulado, sobre todo en el ámbito internacional, así como a la mejor eficiencia en la gestión de la cartera global de comercialización.

El Ebitda de la compañía se distribuye en la actualidad a razón de un 22% correspondiente al negocio eléctrico en España, un 21% a la distribución de gas en Europa, un 13% a la distribución de gas en Iberoamérica, un 13% a la distribución de electricidad en Europa y un 8% a la distribución de electricidad en Iberoamérica.

Aparte de los activos en la Comunidad de Madrid, el grupo cerró en julio la venta del ciclo combinado de Plana del Vent y de activos de transporte de electricidad a Red Eléctrica de España (REE)