Este importe supone un incremento del 50,7% respecto a los 215 millones de euros destinados al dividendo a cuenta en el ejercicio 2008 y está en línea con el objetivo de la compañía de mantener un crecimiento mínimo anual del 10% en el importe total destinado al pago de dividendo.

De acuerdo con esta retribución a cuenta aprobada, la compañía realizará el próximo 8 de enero de 2010 un pago de 0,352 euros por acción a cada una de las 921.756.951 acciones de la sociedad