Gas Natural ha adquirido el grupo de distribución de gas Pitta Construzione, que opera en el sur de Italia, por un importe de 30,25 millones de euros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compra de esta compañía, la quinta que adquisición que realiza Gas Natural desde que inició su actividad en Italia en 2002, permite al grupo energético español avanzar en su apuesta estratégica por el mercado italiano de distribución y comercialización de gas natural.
De hecho, tras completar esta operación, Gas Natural cuenta ya con 383.500 puntos de suministro en Italia, distribuidos en 187 municipios de ocho regiones. Estos municipios son Molise, Abruzzo, Puglia, Calabria, Sicilia, Basilicata, Campania y también Lazio, región a la que pertenece la capital del país. Pitta Construzione tiene licencia para distribuir gas natural en un total de once municipios, donde cuenta con 14.700 puntos de suministro y con un mercado potencial para crecer hasta los 32.000 puntos. El grupo Pitta, propiedad de la compañía FIMA, opera en la provincia de Foggia, en la Puglia, una región en la que Gas Natural ya posee la concesión de distribución en 20 municipios. Gas Natural ha desarrollado en los últimos años una importante actividad de expansión de la red para contar con nuevos clientes en Italia. En 2007, la compañía invirtió 53,6 millones de euros para desarrollar nuevas redes de distribución, lo que le permitió incorporar 27.600 puntos de suministro en el ejercicio, además de llevara cabo la compra de la sociedad Italmeco que permitió sumar 15.000 más. ESTRATEGIA EN ITALIA. El grupo energético, líder gasista en España y también en Latinoamérica, está presente en Italia desde 2002, cuando creó la comercializadora Gas Natural Vendita. En el año 2004, Gas Natural entró en el negocio regulado de distribución de gas tras crear la sociedad Gas Natural Distribuzione Italia, que agrupa los activos de las compañías Nettis, Brancato y Smedigas, adquiridas ese mismo año, e Italmeco, que compró en septiembre 2007. Asimismo, dentro de su estrategia de convertirse en un operador integrado de gas en Italia, Gas Natural está desarrollando dos proyectos de construcción de plantas de regasificación de GNL, en Taranto y en Trieste. El proyecto de Trieste obtuvo, el pasado 20 de junio, el dictamen positivo del Ministerio de Medio Ambiente de Italia. Esta autorización supone un hito importante en la tramitación administrativa del proyecto, ya que da el visto bueno ambiental a una infraestructura necesaria para el sistema energético italiano y que contribuirá a la diversificación de las fuentes de aprovisionamiento del país. La planta regasificadora de Trieste constará de dos tanques de 140.000 metros cúbicos y una capacidad de regasificación prevista de 8 bcm/año. Este proyecto representará unas inversiones de alrededor de 500 millones de euros y está previsto que entre en operación en el año 2012. Como parte del proyecto, Gas Natural llegó a un acuerdo en 2007 con el operador del transporte de gas italiano, Snam Rete Gas, para conectar la planta de Trieste a la red nacional de gasoductos.