Los contratos a futuro de los principales índices de acciones en Estados Unidos subían el viernes a medida que el alivio por los problemas de Goldman Sachs y BP y los resultados mejores que lo anticipado de General Electric se veían limitados en parte por la inquietud que genera la economía y el crecimiento de las ganancias de Google, menores que lo esperado. Los contratos a futuro del Promedio Industrial Dow Jones subían 17 puntos, luego que el componente del Dow General Electric informara de un aumento del 16% en su ganancia. Antes de la apertura oficial del mercado, las acciones de GE ascendían un 1,3%.
Las ganancias por acción del segundo trimestre de Bank of America también superaron las expectativas, luego que los beneficios cayeran un 3,1%, menos que lo anticipado por una disminución de los ingresos.

Los contratos a futuro del Standard & Poor's 500 avanzaban 3,6 puntos a 1.094 y los futuros del Nasdaq 100 ganaban 5,75 puntos a 1.855,00.

El jueves, los principales índices de acciones de Estados Unidos concluyeron con pocos cambios, aunque muy por encima de su mínimos del día, después que varios indicadores económicos poco alentadores contrarrestaran el entusiasmo generado por el sólido resultado trimestral divulgado durante la mañana por J.P. Morgan Chase.

El Promedio Industrial Dow Jones cedió 7 puntos, o el 0,1%, a 10.359, el Índice Standard & Poor's 500 ganó 1 punto a 1.096 y el Índice Compuesto Nasdaq bajó 1 a 2.249.

Goldman Sachs Group acordó pagar 550 millones para alcanzar un acuerdo sobre acusaciones de fraude presentadas por la Comisión de Bolsa y Valores. BP también ganaba terreno tras detener el flujo de petróleo en el golfo de México, si bien la petrolera aún no ha sellado permanentemente el pozo.

Goldman Sachs subía cerca del 8% antes de la apertura oficial del mercado.

Pero Google podría registrar cierta presión luego que la firma informara de un crecimiento del 24% en su ganancia del segundo trimestre, inferior a lo proyectado.

El viernes se conocerán en Estados Unidos los precios al consumidor de junio, los ingresos del Tesoro y, poco después de la apertura, el índice preliminar de confianza del consumidor de julio de la Universidad de Michigan.

Las acciones asiáticas cerraron el viernes con fuertes pérdidas. El índice Nikkei 225 de Tokio cayó 277,17 puntos, o un 2,9%, a 9.408,36, el índice compuesto de Shanghai descendió 0,03 de punto a 2.424,27, mientras que el Hang Seng de Hong Kong retrocedió 5,5 puntos, o un 0,03%, a 20.250,16.

En Europa, el índice Stoxx Europe 600 ganaba un 0,5%.