Los futuros de acciones de Estados Unidos caían el viernes, luego del peor día de Wall Street en más de nueve meses, debido a que los persistentes temores sobre la salud fiscal de algunos países europeos limitaba el apetito al riesgo antes de un reporte laboral clave. Los futuros del índice S&P 500 bajaban 4,8 puntos, mientras que los del promedio industrial Dow Jones descendían 35 puntos y los del índice Nasdaq 100 se hundían 1 punto

Muchos inversionistas tenían sus ojos puestos en Portugal, donde el parlamento iba a votar sobre un proyecto regional de financiación visto como prueba crucial de la habilidad del Gobierno para limitar el gasto público.

Sobre la economía estadounidense, analistas predijeron que las nóminas de empleo no-agrícola habrían crecido en 5.000 puestos en enero, luego de una inesperada pérdida de 85.000 empleos en diciembre.

Los mercados de Estados Unidos sufrieron el jueves sus peores pérdidas en nueve meses por temores ligados a las deudas de la zona euro y por un sorpresivo aumento en los pedidos de subsidios al desempleo en Estados Unidos